26 agosto, 2007

Nuestra Luz

Desciendo el desfiladero a lomos de un caballo que ya no existe. Los míos quedaron atrás, donde los prados eran verdes, donde la hierba crecía cada nueva primavera, donde ahora la noche eterna acobarda a sus habitantes y mata los campos con su negra mano. Nos arrebataron la luz.


Salí hace cuatro lunas con cien guerreros a mi mando para recobrar la luz que nos fue robada. Valientes, amigos, pelearon hasta el final, con todo el amor, con todo el coraje, con todo el corazón. Muchos murieron en el campo, los pocos que quedaron vivos regresaron a casa para dar a los caídos el ritual necesario, para presentar el respeto a las familias. Estaban heridos, demasiado para seguir luchando, para proseguir la búsqueda.
No pude llorar a los que codo con codo lucharon a mi lado, olvidando el dolor de sus heridas por el bien de su pueblo pero ahora, en la soledad, mi mente recuerda y llora viendoles caer uno a uno a manos de los guerreros del destino.

La nieve se hunde a mis pasos y mi piel hace temblar mi cuerpo mientras voy atravesando muros, descendiendo más allá del Reino de los Muertos. Me siento tan sóla en este solitario mundo, en este solitario cuerpo...No sé si puedo continuar mucho más, el peso de mi arma es cada vez más grande, se me hunde en las costillas, me perfora los costados con dureza; pero no hay lugar para el dolor ni para el sufrimiento. Mi gente depende de mí y de mi suerte; y la suerte no existe.


Me arropo en mí misma mientras mis labios tiritan cantos de la aldea que me vio nacer y que hacen que la sangre no se hiele en mis venas, sonidos que aprendí de mis abuelos que calman los espíritus que me siguen hambrientos desde hace días. Esos cantos son mi única defensa,pues no hay armas para matar el hambre de los servidores del destino.
Todo lo que viví ha quedado atrás, lejos de este helador mundo por el que se arrastran mis pies descalzos, sintiendo el ardor ficticio de lo que se congela. La muerte está cerca, la huelo, puedo captar como su sepulcral hedor se mece en el aire frío, se deposita en mis pulmones y me duele, arruga mi cuerpo y alimenta la desesperanza que va colgada de mí. Sólo debo aguantar un poco más, ya casi tengo en mis manos la llave que puede salvar a mi pueblo.


La niebla es tan densa que ciega mis ojos y ensordece los sentidos; no veo luz...no hay luz, no hay nada en este remoto punto del universo. El silencio que precede a los moribundos invade cada recodo del camino.
Oigo ruido en la oscuridad, detras de mí y mi instinto hace que empuñe la espada.
La respiración se entrecorta en mi pecho, descubro sudor en mi cuello que brota y baja por mis clavículas helando a su paso cada poro de mi piel. Con los ojos entreabiertos vislumbro un vago halo de luz. No sé quién es, parece humano, me acerco...es un niño. Es Él. Es Darg, sólo él puede devolverle la luz a mi pueblo y salvarnos de las tinieblas en las que estamos sumidos.


Me acerco a su lado y la luz que le rodea se hace más intensa, se alimenta de los sentimientos de vida y de la esperanza, que ha vuelto a renacer en mi interior. Está aterido por el frío pero no tiembla, le arropo con la piel que cubre mis hombros. Su cuerpo está caliente; una sonrisa se dibuja en su cara: sus ojos reconocen los míos, nos conocemos desde que el mundo es mundo hace mucho tiempo.
Es el vivo reflejo de su padre, hace que los recuerdos broten y se derramen en lágrimas amargas, desearía tenerle de nuevo conmigo.

Cuernos de muerte cortan el silencio de la noche y hacen estallar mis oídos, me sacan de la ensoñación. Los ejércitos enemigos avanzan.
Tomo el niño en brazos y lucho contra el viento por correr lo más rápido posible. El sudor se congela en las sienes y los huesos parecen quebrarse a cada zancada.


Nos darán alcance si los dioses no se ponen de nuestro lado. Conjuro las fuerzas de los ejércitos que prometieron ayudarnos, de las hordas que los mismos dioses alistaron para nuestra protección en la tierra.
El enemigo arremete, pero cada ataque se frena en la luz que proyecta el pequeño cuerpo que protejo, luminiscencia que entreteje una coraza protectora para ambos.
Las runas no mentían, el protegido es ahora el protector.

Cascos de caballos invisibles resuenan y hacen temblar la tierra, cada vez más. Y de pronto, como vomitado por la espesa niebla, aparece ondeando alto el estandarte negro de los aliados de mi pueblo, de los que cayeron en las batallas que los nuestros libraron en todos estos años, ancestros que juraron con su sangre servir en la última batalla.

La niebla despeja la noche, aparecen miriadas de estrellas en un cielo tan negro como nuestro enemigo. No hay espacio para las palabras, nuestros guerreros arrasan las tropas hostiles, sembrando a cada paso pilas de cadáveres a sus pies.


Las hachas invencibles centellean en la noche, derraman sangre que tiñe el suelo níveo de rojo metálico. Espadas se enfrentan brillando en la oscuridad, rompiendo huesos, despedazando cuerpos. La batalla llega a su fín, los alaridos se apagan...



Llega el día, con su rojo amanecer, bañando de luz las miriadas de cadáveres a su paso, salpicando luminiscencia a la sangre de los contrarios caídos.

La profecía se ha cumplido.
Emprendo el viaje de regreso a casa, bañada de la luz de Darg, que brilla como el fuego en la noche. Mi pueblo volverá a tener día, los campos volverán a brillar, recuperamos nuestra luz.

33 comentarios:

Deikakushu dijo...

Por favor!! Que bonito, que texto mas grande. Me ha transportado completamente. Sabes que me encanta la fantasía, y esterelato es tan imaginativo, tan simbólico. Han robado la luz! y una guerrera, sólo ella, podrá rescatar al niño que regresará la luz para su pueblo. Tendremos mas aventuras de esta guerrera?
Besos

Pagana dijo...

Que lindo escribes, Valkiria.

Un abrazo y gracias por enlazar a Leyendas Paganas.

BalaNegra dijo...

¡Ay, esta guerrera que ha sacado a relucir sus relatos épicos!

Te recomiendo que hagas una relectura de las batallas del Cantar de mio Cid y de Amadís de Gaula, seguro que te reirás...

De el Señor de los Anillos ni hablo, que seguro que sabes diez veces más que yo... :-)

Ziggy Stardust dijo...

"Esos cantos son mi única defensa,pues no hay armas para matar el hambre de los servidores del destino", joder, que fuerte... me parecía estar allí!! Todo el relato es muy evocador, te transporta. "Los servidores del destino", que miedo, solo con el nombre ya promueven el terror.
Gracias por el viaje.
Besicos

Valkiria dijo...

Dei: ohh, creo que sí. Gracias por tu apoyo. HAy personas que se rodean de una luz especial; esa es la luz que da color al mundo. Yo encontré la mía, mis jardines de luz;)
La guerrera volverá.
Traté en vano de reprimirla, pero no me es posible.

Pagana: un placer hallarte en las huellas de mis sueños.

BalaNegra: ya no pude contenerme, je je.
El Cantar de Mio Cid...sólo leí algunos tramos, no del todo, pero si me lo recomiendas lo adhiesro a kis pendientes y en cuanto pueda lo leo.
Gracias por seguir ahí.
Del Señor de los anillos...algo leí o ví, je je. Lo mejor del mundo!

Ziggy: a veces los enemigos no pueden matarse con espadas, pero son vulnerables a las palabras.
Sí, la verdad es que asusta un poco.

**Millon de gracias a tod@s, a veces vuestras palabras son la balsa que me mantiene a flote**

Susana dijo...

La muerte está cerca, la huelo, puedo captar como su sepulcral hedor se mece en el aire frío, se deposita en mis pulmones y me duele, arruga mi cuerpo y alimenta la desesperanza que va colgada de mí.

Las hachas invencibles centellean en la noche, derraman sangre que tiñe el suelo níveo de rojo metálico. Espadas se enfrentan brillando en la oscuridad, rompiendo huesos, despedazando cuerpos. La batalla llega a su fín, los alaridos se apagan...


Nadie dijo que recuperar la Luz fuese sencillo, pero la vida de ese pueblo se extinguiría si no partiesen en su búsqueda. La oscuridad va cubriendo la tierra con su manto, secando cada señal de vida, muchos cayeron en la lucha, pero al final la heroica guerrera, a punto de desfallecer, logró su propósito.

Y el viaje de vuelta, será tranquilo?

Besos :)

Pd. Me gusta tu forma de describir la oscuridad, la muerte y la batalla

Elbereth dijo...

Valkiria No me han dejado nada que decir, casi nada. :-)

Me siento tan sola en este solitario mundo, en este solitario cuerpo. En el texto eres una gran guerrera que sólo piensa en los suyos...Mi gente depende de mí y de mi suerte; y la suerte no existe., ¿demasiado peso sobre ella? Espero que no.

Te has trabajado cada palabra, has peleado con ellas. Me gusta cuando canta...esa frase.

Muy bueno, puedes estar contenta, es lo mejor que te he leído hasta ahora.

Un beso, muy grande.

Mónica. dijo...

Excelente relato. Qué bien escribes. Felicitaciones.
Bsss

El pequeño Dardo dijo...

Espero que siga la saga de esta guerrera porque ya estamos de vuelta amiga.

Gracias por regalarnos este precioso texto. Sin duda demuestra el potencial creativo que escondes entre letras.

Besos!!

Valkiria dijo...

Susana: sabes? creo que la luz es lo más difícil de encontrar, sobre todo después de haberla perdido.

El problema es que la mayoría de las veces buscamos esa luz donde no debemos. Quizá la búsqueda fuera más bella si buscáramos la luz en los ojos de la gente, en los colores del cielo, en las manos de los niños.
La luz también está en el recuerdo, en los momentos que no volverán...
Yo encuentro parte de mi luz en vosotros.
Gracias.

Valkiria dijo...

Elbereth: gracias porque tus palabras reconocen mi esfuerzo.
Ultimamente ando sumida en un agujero negro de creaccion literaria, y vuestros comentarios me dan mucha fuerza.

Mónica: bienvenida a estas costas repletas de sueños. Gracias por todo.

Alberto!! Que buen comienzo del día saber que estás de vuelta. Es un verdadero placer poder contar con tu apoyo, tu crítica y el "sentido de tus palabras".
Bienvenido de nuevo al mundo compartido que estamos creando.
Me alegra que hayas vuelto:)

Alfredo dijo...

Parece un hibrido entre "300" y la historia de Kitiara Uth Matar en "Crónicas de la Dragonlance" (al menos, hacia la mitad del texto, me recordó a las novelas que narran su vida).

El relato me ha gustado, sobre todo cómo has transmitido la angustia que ella siente al verlo todo perdido y el cambio entre la desesperación inicial y la esperanza final con la aparición de Darg (¿Una dicreta luz que se enciende en la oscuridad más profunda?)

Nada más. Un saludo.

m_mori dijo...

La luz es la vida, la fuerza de la mente, por eso todas las culturas la han buscado, la han mitificado y han luchado por ella. Sólo algunas la han encontrado, y sólo las más estúpidas serían capaces de desperdiciarla o usarla de forma incorrecta...

Luminicus dijo...

Maravilloso.

Un texto maravilloso, no puedo hacer mas, me quede fascinada con tus letras.
Gracias por acercarme la luz nuevamente.

Valkiria dijo...

Alfredo: que gran obra 300, eh? cuanta sensibilidad. Dado que no he leido (aunque tengo pendiente) la DragenLance,he consultado mis fuentes y al parecer si se le asemeja bastante, no?
Me encanta que sigas ahí, me encanta que te haya gustado.
Millon de gracias.

M_Mori: en el mundo hay gente muy, muy estúpida. Es la historia de siempre destrirlo antes de que caiga en manos oscuras. Un placer tenerte por estos mares. Un beso enorme

Luminicus: es esa luz, que habita dentro de nosotros lo que nos hace lo que somos. Tú tienes una gran luz, irradias diafanidad.
No la pierdas, no dejes que se apague.
Mil besos

Anónimo dijo...

No soi muy dao a la fantasia, pero tu relato me ha interesado mucho, es como si estuviese allí, si pudiera oir a esas hordas, cabalgar junto a ti, rodearme de oscuridad y sueño.
Gracias por otro fantástico relato

Antonio D.

la secretaria dijo...

Hay vida en tus palabras, y emoción. Eres una verdadera guerrera, y el texto lo dice todo, las luchas diarias y las épicas son tu vida y lo sabes...y te gusta, creo que es tu elección. Me el gusta el texto porque eres tú.
Un besote
La Secretaria

Deikakushu dijo...

Alfredo, aunque le gustaría ser Goldwind, es Kitiara, ni duda, pues menuda...

Valkiria dijo...

Antonio D: acaso dudas que estabas a mi lado, que luchábamos contra el enemigo común? Yo te ví, no fue un sueño;)

Secret: tus palabras siempre mecen mi alma, la acunan entre suspiros y fragancias. Tus comentarios me hacen seguir creyendo en mí.
No me dejes.

Dei: no tengo ni la más remota idea de lo que hablais Alfredo y tú, pero me entran enormes ganas de devorar la DragonLance ahora mismo. ¿Qué o quién es Goldwind? Una pista...
Sé que merece la pena, lo leere en cuanto pueda.
Un beso.

Cosichka dijo...

Val, yo me quedo con éste párrafo:

'Me acerco a su lado y la luz que le rodea se hace más intensa, se alimenta de los sentimientos de vida y de la esperanza, que ha vuelto a renacer en mi interior.Está aterido por el frío pero no tiembla, le arropo con la piel que cubre mis hombros. Su cuerpo está caliente; una sonrisa se dibuja en su cara: sus ojos reconocen los míos, nos conocemos desde que el mundo es mundo hace mucho tiempo.'

:-) No podría habérselo dicho mejor a esa persona especial a quién se lo dedico. Gracias por dejarme plagiar tus preciosas palabras.

Un besito.

Athena dijo...

Me ha recordado a Memorias de Idhún que acabo de leerlo.

Valkiria dijo...

Cosichka: eh eh eh, que tengo Copyright, je jeje.
Me alegro de que te hayas visto reflejada, de verdad.

Athena: no tengo muy estudiada a Laura Gallego, pero se que es bastante buena, por lo que me dicen.
No conozco su obra, pero igual empiezo a interesarme.

Y con estas, la Dragonlance, el Mio Cid...uf, ya me pondré en orden.

Besos a tod@s

Bohemia dijo...

Olé tu creatividad...
Por cierto, el gif de la muñequita bailona siempre me hace sonreir...
¡que graciosa!

BSS

Ana R dijo...

Entre lo hépico y lo mítico.Has dibujado, tú heroina, una historia al más puro estilo del comic tradicional, con palabras.Y eso es tan dificil como arriesgado...Ganaste.
Está genial.

Un abrazo

Valkiria dijo...

Bohemia: gracias miles.
La muñequita?? Para cuando una en tu blog?? Un saludo y un beso.

AnaR: en el riesgo reside la casualidad de salir ganador.
Gracias por tus palabras, me animan para seguir, y créeme, vivniendo de tí son todo un halago.
Un beso.

Bohemia dijo...

Gracias por tu apoyo, me has hecho reír con tu comentario hacia la copiona....jejejeje...

Besos

Milgrom dijo...

Hola Valikria, bella muestra de tu literatura una vez más. Nada más deciros que ya he vuelto de vacaciones y que ya estamos operativos de vuelta. Besos y hasta luego...

Valkiria dijo...

Bohemia: las gracias no las merezco, es lo que me pedía el cuerpo, así que ya está.
Gentuza de esa hay por todas partes.
Un beso grande.

Milgrom: operativos, eh?? sois el equipo A disfrazado?? puede ser, eh??
Bienvenido. Me paso por tu casa en brevas.
Bechos.

Luminicus dijo...

gracias. Y estoy intentando no perder esa luz que me trajiste.

Un besote

Bífida Penélope dijo...

Corazón! acabo de leer ahora un texto tuyo del 18 de julio.
Muchas gracias por tu comentario!!!
Eres un amor de niña y escribes como los angeles!!!
Genial el relato!

Besitos, cielo!

Valkiria dijo...

Luminicus: yo no te llevé ninguna luz, sólo te recordé que tenías una, muy grande.
Besos.

Bifida: nos veremos por aquí y por allí;)
Beso

...Hijo del Quijote dijo...

Buen andar...

Os envié una misiva...

HdQ

El pequeño Dardo dijo...

Hoy vengo no sólo a agradecerte el detalle del e-mail sorpresa, sino que vengo a darte un par de regalos más. Tienes un par de premios pendientes de recoger en mi blog cuando gustes. Te los has ganado.

Felicidades!!!