02 agosto, 2007

Tiempo regalado

Le beso, me fundo en su boca, sabemos que se acaba, sabemos que el tiempo no es nuestro, no nos pertenece. Ha sido sólo un regalo. Lo dejamos claro al principio, y desde ese principio vivimos intensamente cada momento, aun con la pesadumbre de ser conocedores de la verdad.

"No me sigas, no puedes venir. Sabes que aunque me aleje estaré cada noche a tu lado, en cada suspiro, en cada ráfaga de aire que golpee tu cara, que acaricie tu piel, en cada latido de tu pecho correrá mi sangre. Somos uno, ya queda menos para volver a vernos ¿qué son 100 años para nuestro amor eterno? Debes quedarte, nuestro destino está escrito en piedras tan antiguas como el mundo, tallado en lenguas muertas que ya sólo hablan las montañas del inframundo".
Sonríe, me extrecha contra su pecho. Le dejo sin más, con los ojos acuosos y las manos deseosas de un último abrazo; le dejo con la miel de mi último beso en los labios. Le dejo y mi alma se queda a su lado.

Cierro los ojos. Camino, escaleras abajo, y cuando creo que ya no puedo bajar más, entonces continúo descendiendo, ciega de oscuridad, pues ni las miradas más felinas son capaces de ver en esa negrura, espesa como el corazón del pozo más hondo.

Terminan las escaleras, mis pies tocan la fría arena de esa fría orilla en ese frío lugar en el momento en que olores extraños comienzan a hacerme recordar quien soy en realidad. Siento en los labios el sabor de mi casa.

El barquero espera de pie, junto a la destartalada barca, mientras el silencio sopla el bajo de su vestidura raída, de lo que antaño fue su mejor túnica.
Pone precio a mi paseo hasta el otro lado del río, todos debemos pagar, incluso yo. Pagaría lo que fuera, lo sabe, por eso pide todo lo que puede. Le doy el doble. Quizá así me permita mojar sólo los pies. Debe tener un buen día porque accede sin necesidad de ruegos por mi parte, me ahorro el chapuzón amnésico, tan obligatorio para todos los demás.

Acumulo mi miedo en el fondo de mi cuerpo y en lo más profundo de mi helado corazón y lo mato con sonrisas furtivas y con jirones de la vida que aún late en mi pecho. Mis dedos dibujan en el agua recuerdos que se borran con el bogar de los remos, evocaciones que flotan perdidas en la superficie del agua y se confunden con los cuerpos sin alma que se mecen en esas corrientes, recuerdos tan vivos que son desgarrados en las manos de esas almas sin cuerpo capaces de devorar a cualquiera, de arrastrar sus huesos al fondo y devolverle, sólo a medias, el espíritu. A cualquiera menos a mí, pues el castigo sería terrible, la condena sería peor que la vida eterna.

Los remos se detienen. La huesuda mano del barquero me ayuda a dejar el bote. Despues se aleja entonando una canción cadavérica nacida de labios muertos.
La superficie tiembla en esta orilla. La tierra tirita y se revuelve con cada paso de mi recibidor más grande, de mi amigo más fiel que viene a darme la bienvenida. Sus lenguas me empapan el cuerpo de cabeza a pies y se echa patas arriba para que pueda acariciar su lomo.
Estoy en casa.

La puerta principal se abre a mi paso y mis padres me miran con ojos vacíos desde lo alto de sus tronos petrificados. Beso sus frías manos, abrazo sus cuerpos inmóviles y me siento en las piernas de mi padre, que deja entrever una sonrisa cómplice en la boca. Baja hasta mi cara y me susurra al oído cuánto me ha echado de menos. Llora con lágrimas secas y me pregunta si soy feliz. Sabe que sí, aunque a veces llore y lamente mi destino.

Los dioses han sido buenos conmigo, me regalaron tiempo una vez más.

Pero el tiempo se acabó. Esta noche dormiré sola, colmada de su recuerdo, de la calidez de su quimera. Le veré en los sueños que aún nos quedan por vivir.
Volveré en cada ocaso, vigilaré desde el otro lado del cristal, sentirá mi piel en su cuerpo dormido, viviremos en esos campos oscuros de sus sueños, será como si yo estuviera en el mundo que aflora.

"Estaré oculta en la sombra, hasta que la luz brote del frasco del tiempo y me muestre el camino de ascenso hasta tí. No quiero ser inmortal, ni que tú lo seas, quizá los dioses vuelvan a regalarme tiempo, quizá comprendan....pero entiendo que cien años de espera no son nada para nuestro amor eterno"

34 comentarios:

Luminicus dijo...

Snif!!! me emociono mucho, Snif.

Un beso

Deikakushu dijo...

¿No hay acaso algo mas romántico? No lo creo. Cien años, separados por cien años de sombra y hielo, de tristeza y luna. Miles de noches esperando y un solo instante de luz, una sola noche de pasión sobreterrenal. Un punto de brillo en un abismo oscuro.
Dioses crueles dominan esas tierras.
Besos

Ziggy Stardust dijo...

Guuauau, me encanta. Además tan mitológico. Me gusta cuando se mezcla el amor y el mito, que es casi siempre por otro lado. Por otros cien años regresa la guerrera al infierno tras un dorado encuentro con su amor.
Besos sobrecogidos

Elbereth Apenas Una Palabra dijo...

Acumulo mi miedo en el fondo de mi cuerpo

Volveré en cada ocaso, vigilaré desde el otro lado del cristal, sentirá mi piel en su cuerpo dormido, viviremos en esos campos oscuros de sus sueños, será como si yo estuviera en el mundo que aflora.



Como dice Deikakushu...¿puede haber algo más rómantico? Un amor que te recuerde sin conocerte...una espera de cien años...o mil..o una espera de muchas vidas renacidas, con la memoria en blanco de quién han sido...

Pero valió la pena la espera...de eso no dejas dudas. :-)

Beso.

El pequeño Dardo dijo...

Tienes la esencia de una guerrera marcada en tu corazón a fuego lento... Si te soy sincero, me emocioné y me transporté con tantísimos detalles que sólo alguien que ama tanto a las palabras puede darle el sentido de una época, que para los fanáticos de la Edad Media, logra transpasar la barrera más profunda del corazón y los sentimientos...

Me quedé corto en el comentario Valkiria, me quedé corto...

Eres maravillosa escribiendo, seguro que también en persona, en el buen sentido.

Deik, también te portaste y dijiste algo que es muy importante, "Un punto de brillo en un abismo oscuro." La espera que a veces desespera puede ser más cruel que la misma muerte.

Felices vacaciones a todos y todas..

BalaNegra dijo...

Curioso viaje de ida y regreso del infierno
¿Pero no es un infierno acaso esperar otros cien años?

Valkiria dijo...

Luminicus: me encanta que consigas emocionarte. Es una de las sensaciones más hemosas.

Dei: que te voy a contar a tí, que me conocías antes de conocerme? Es ese punto de brillo en la oscuridad lo que mantiene vivo el corazón de los hombres, lo que aviva la llama de la pasión que late en nuestro interior.
Gracias por estar ahí.

Ziggy: el mito es lo que uso para explicar cosas que no puedo expresar de otra forma. No te sobrecojas, disfruta y vive, pero sobre todo, sueña.

Elbereth: la mnesia temporal en la que el mundo que vivimos nos tiene sumidos solo puede curarse con sentimientos profundos. Que suerte poder contar contigo!

Dardo, pequeño Dardo: cada vez que leo tus comentarios me doy cuenta de que hay personas ahí que pueden sentir lo que yo siento, con la misma pasión. Gracias por entender los delirios de una mente que cree que soñar es lo más cerca que podremos estar de la eternidad.
Besos, te esperaremos a la vuelta.

Balanegra: curioso, curioso, ya leí. Es increíble, eh? El contacto con la gente que te rodea de cerca es lo que produce esas misteriosas conexiones.
Millon de besos

la secretaria dijo...

cien años realmente no son nada...
y la vida eterna tal como lo dices es el peor de los castigos, a veces siento que he vivido demasiado, otras muy poco, estoy esperando que pase el tiempo que se cumpla la condena, y pueda volver.
gracias por esa luz en el abismo, realmente gracias
un beso
La Secretaria

Valkiria dijo...

Secretaria:
Esa luz llega y nos invade, nos estalla dentro, inunda los sentidos, nos hace fuertes frente a los caprichos de las Parcas.

Esa luz se alimenta de la esperanza y de la fuerza que late en el corazón.
Lo más importante de la vida es sentir que la estamos viviendo en cada momento.
Nos vemos en los sueños. Sabes que mi refugio es el tuyo;)
Un beso, Secretaria

Dark Wish dijo...

Oh, Sara, que bonito, eres tú...

Curioso lugar el infierno, donde hasta los dueños soñadores tienen que pagar peaje.
Nos vemos, bonita.

Cosichka dijo...

La verdad es que me he quedado sin palabras. Me siento muy identificada con lo que cuentas en el post.

Un besito.

Valkiria dijo...

Dar Wish: si, soy yo, pero tambien somos tod@s, en algun momento de la vida. Me alegro de que te guste.

Ya sabes, si quieres cruzar no olvides el pago;)


CosichKa: bienvenida de nuevo. Agradezco mucho tus comentarios.
Un beso grande.

m_mori dijo...

Te regalan tiempo, un poquito cada vez, y uno termina necesitando de él. Sólo cuando se desliga de esa necesidad, cuando el tiempo deja de importar, uno puede llegar a ser eterno...
Saludos

Ana R dijo...

Un encuentro que a modo de metáfora cruza cierta laguna Estigia en post de la atemporalidad...El tiempo y la espera en tu narrativa es pura metáfora...

Un abrazo

Valkiria dijo...

M Mori: eso es lo que intentaba plasmar en parte, esa desvinculación respecto del tiempo. Pero como toda adiccion, el tiempo también la crea y es complicado desintoxicarse del todo. Gracias por estar;)

Valkiria dijo...

Ana R: tus comentarios, enriquecedores, tienen la huella de la poesía que te rodea.
Un abrazo enorme.

wílliam venegas segura dijo...

Quisiera agradecérselo a cada quien de manera particular, pero solo se me ocurre un abrazo general para todos quienes estuvimos en la vela caballeresca que hicimos en mi blog, ante la muerte de Ingmar Bergman y la siguiente de Michelangelo Antonioni. Fue un buen momento bloguero, que ahí queda registrado gracias al mensaje de cada uno y de cada una de ustedes. ¡Blogueros unidos por lo mejor!

Deikakushu dijo...

Salvando las distancias poéticas el tema me trae ciertas reminiscencias de la leyenda del holandés errante (ultimamente popularizada por la saga de piratas del caribe). El holandes sólo puede bajar a tierra cada vez que pasa una vida humana durante una vida. Para ser humano de nuevo. El por supuesto lo dedica mayormente a yacer con mujeres. Por que qué es ser humano sino amar?

Ja! dijo...

hola cariño....q ultima frase...q bonito paseo por la fantasia...un rincon de algo distinto,propio,de mi sari...mucha ilusion.Muchos besos...ja! te quiere.

DémoNan dijo...

Creo que lo mejor es eso, saber vivir el momento con intensidad, saber lo que da de sí y disfrutarlo al máximo para no perder un segundo.... Besines.

Valkiria dijo...

Dei: sí, confieso que a mí en una de las veces que lo leí descatgó en mi mente el recuerdo de esa leyenda.
Tienes razón, es el amor lo que nos hace humanos realmente.
Bess.

ja!: que gran sorpresa aber que estás ahí, ya empezaba a sacar brillo a mi espada para el ataque, je je!!
Me encanta que os guste.

DemoNan: carpe diem, al fin se trata de eso, si no, la muerte es mejor que cualquier vida. Un beso.

El Dueño de sus Cajones dijo...

mitológicamente romántico...besos

El Dueño de sus Cajones dijo...

mitológicamente romántico...besos

NtmeC dijo...

Acabo de llegar por aquí como quien dice y la verdad es que esto está bastante bien. Le diré a Cristina que se pase por aquí a ver que le parece, y de paso te enlazamos en el blog.

Cayendo otra vez en la mala costumbre de hablar de mí mismo, reconozco que algunas veces se me han ocurrido escritos del mismo palo, e incluso tuve mi época de escritor "oscuro". A pesar de las buenas críticas de la gente que me leía lo dejé, pues a mi vagueza natural le resulta menos pesado hablar de pelis cutres, discos underground y chorradas varias que de este tipo de historias.

Pero quién sabe, igual un día de estos me animo y derramo en algún lado las ideas que me fluyen en la cabeza. Saludos

Valkiria dijo...

El dueño de sus cajones: bienvenido de nuevo a la orilla e los sueños, un placer contar contigo.

Entemec: siempre se puede retornar. Además dejas entrever tu madera de escritor oscuro, pues sólo alguien así "derramaría sus ideas"
Un beso. Cris es bienvenida, lo sabe.

Susana dijo...

Oye, qué bien escribes, me ha gustado mucho, muy místico, aunque he de decir que yo me imaginé que volvía de la tierra de los muertos por eso del barquero, en lugar del infierno :)

Esperar por nada es lo difícil, esperar por amor no tanto.

Salu2

Valkiria dijo...

Susana: que gran sorpresa!!
Cierto es que esperar por algo importante cuesta, pero la esperanza hace que se haga llevadero.

En la mitologia griega, el Hades, es comparable al infierno, pero tambien es denominado tierra de los muertos, así que estabas en el camino, de una forma u otra.

Susana dijo...

Sorpresa dice, jeje ;)

Pero hay una diferencia.. un ser que ama de esa manera no puede ser infernal, por lo tanto prefiero verlo en la tierra de los muertos, no lo veo en el infierno, pero bueno, no deja de ser una visión personal e ingenua mía :)

Por otro lado, ves ese tiempo como un regalo, muy positivo no crees? podría ser que los 100 años de espera fuese tiempo robado..

Me pregunto si fue su amor el que los condenó, o fue ese mismo amor el que consiguió para ellos ese breve espacio de tiempo.

Perdona que escriba aquí mis "baralles"

la secretaria dijo...

Gracias Valkiria por tu apoyo y preocupacion, un beso desde el averno.
La Secretaria

Valkiria dijo...

Susana: siempre he pensado, y creo, que el infierno no es un lugar, sino un estado de ánimo.
De todas formas, este cristianismo y sus doctrinas ha decidido que el infierno sea un lugar horroroso, donde la gente arde o se hiela, pero...en fin, eso es otro tema.

Creo que su amor es el que día a día y momento a momento, abre una brecha en el tiempo y se la regala a ellos, que se aman por encima de todo.
Me encantan tus " baralles" aquí. Encantada. Besos


Secretaria: estamos en el mismo lugar, entonces. No hay NADA que agradecer, preciosa. Besos***

Susana dijo...

Tienes razón, siempre cometo el mismo error, la verdad es que la educación católica hizo mella, aunque no me guste reconocerlo..

En todo momento pensé en un lugar y, encima, lo relacioné con la muerte y para más inri, relacioné el infierno con el mal.. vamos, que no di una :)

El bien y el mal, el cielo y el infierno, etc, conceptos demasiado enraizados, intentaré verlo desde otra perspectiva a partir de ahora, discúlpame si he sido un poco obtusa, vamos a achacarlo también a que era lo primero que te leía :)

Valkiria dijo...

Su!! Tu idea también era buena.
Yo, aunque me educaron en la fe cristiana (creo que se dice así), terminé siendo la más agnóstica del país. Cosas que pasan...

No te disculpo, no hay nada que disculpar.
Besos

gamusinu dijo...

una pequeña disgresion sobre el tema de la laguna de los recuerdos:
La bella dama del alba hace sumergirse en una hermosa poza a las almas que trae con ella, el agua de la poza no viene de ningún río sino de las lagrimas de nueve xanes que lloran inconsolables por la maldad del los hombres.
Las lagrimas de xana tienen la virtud de que el alma que ellas se baña, abandona como una ropa vieja todos sus recuerdos.
Hay quien tacha por ello de cruel a la bella dama del alba, obligar a las almas a abandonar toda su historia en una escondida poza en el bosque de muniellos. Pero lo cierto es que ofrece a todo aquel que muere la inusitada libertad, que apenas se vislumbro cuando éramos niños, de vivir el presente, sin preocuparse por el futuro ni lamentarse por el pasado
Un viejo ciego vaga por la ribera la poza, recogiendo con una concha los recuerdos que llenan sus aguas, y sorbiendo de ellos el atisbo de luz que en ellos quedan.
A base de beber los recuerdos de otros, aparte de recordar como es un amanecer, o la artificial luz de la tormenta, se ha convertido en el ser mas triste de este universo mundo, ya que aun el recuerdo mas bello encierra la tristeza de su ausencia y la certeza de que no volverán, y la mayor parte son recuerdos tristes, perdidas que dejaron a sus perdedores al borde de la derrota, tristezas por aquello que se rozo con la yema de los dedos y no se hizo.
Hay quien se compadece del mitologico atlas Atlas, obligado a cargar con la esfera universal sobre sus hombros, pero llorad con el viejo ciego que llora por las penas y miserias de todo aquel que se baño en la poza.

Valkiria dijo...

Cada latido que provocas en mi vida es una nube en el tiempo.

Hace días que pienso en tí, amigo, debe ser que comienza el reino de los ocres y las hojas en el suelo, y me hacen recordar, pues aún la xana no me condujo al baño amnésico del que hablas.

El desapego siempre es doloroso, aunque a veces no tuviera por qué serlo, pero aún los recuerdos más dolorosos son parte de nosotros y por eso duele olvidar.

Yo no te olvido, nunca.
Gracias por seguir ahí y dejarte ver de vez en cuando.