09 septiembre, 2007

Muerte Vudú

Todo se basa en creer. Las creencias, esos pensamientos humanos que nos hacen dar por verdad o mentira los sucesos que nos rodean. Podemos pensar que el espíritu es una creencia y que dos mas dos es una certeza, pero eso no es cierto. Todo lo que maneja nuestra mente son creencias; la ciencia, la religión, el arte, todas las formas de conocimiento se basan en creencias. De esa forma, cuando por ejemplo usamos ácido acetilsalicílico (AAS) para quitarnos el dolor de cabeza, pensamos que el ácido funciona porque se nos quita el dolor de cabeza. De esta forma creamos nuestras creencias en base a una relación causal. Cuando una causa (tomar medicina) conlleva una consecuencia (curarse) entonces creamos una relación en la que creemos (la medicina cura). El problema es que solemos establecer el sujeto de la acción en el objeto (medicina) al que otorgamos unas propiedades intrínsecas (curar); y esto no tiene por qué ser así en absoluto, incluso no suele ser así.


Muchas religiones utilizan estas relaciones causales para otorgar credibilidad y realidad a sus dogmas. El caso mas conocido y estudiado es la muerte vudú. En esta maldición se establece que cuando un brujo maldice a un individuo, este muere al poco tiempo. De forma que usando nuestra capacidad para establecer relaciones causales, llegamos a la conclusión de que el vudú funciona porque sus dogmas son ciertos. Pero esto no es exactamente así.


El vudú es un colage de creencias religiosas de origen africano llevadas por los eclavos hasta Haití, donde es una creencia mayoritaria, y a otros puntos del planeta como Cuba, Trinidad, Brasil y sur de USA. Se sostiene en unos pilares trenzados por ramas católicas y prácticas africanas ancestrales incluyendo trazas de fetichismo y magia, sobre todo negra. Sus dioses representan preocupaciones comunes a todo ser humano: el amor, la finitud de la vida y la protección del hogar.

En sus aspectos más moderados, sus ritos se practican entre cantos, sonidos de tambores y danzas, pero en sus manifestaciones extremas, sus prácticas son muy agresivas, ya que los brujos sacrifican animales y elaboran las famosas muñecas que atravesadas con alfileres causan dolor a la persona que representan. Junto a esto, la creencia en los zombies -es decir, un muerto resucitado al servicio de un brujo- ha dado la vuelta al mundo.

Muchas personas sucumben a consecuencia del maleficio de un hechicero o brujo.
La magia tiene mucho poder para las personas que creen en ella pudiendo incluso llegar a matar. Pero, ¿cómo se explica que únicamente con los conjuros de un hechicero pueda llevar a una persona a la muerte?

Walter B. Canon, fisiólogo estadounidense, estudió el proceso del embrujo y su naturaleza psicofisiológica.
Un maleficio puede matar sin tocar materialmente al embrujado (si el maleficio consiste en atravesarle con un hacha, ya no vale). Tienen que darse para ello dos condiciones: que el sujeto lo sepa y que lo sepa la comunidad que le rodea. La fe ciega en el poder del hechicero provoca en el embrujado un sentimiento agónico de ansiedad, que es de continuo reforzado por el resto de los habitantes, los cuales evitan al condenado como si ya estuviese muerto. El embrujado se queda a solas con su agonía, pensando que se muere sin remedio por estar sometido al conjuro. Esta creencia desencadena una gran crisis de ansiedad que produce alteraciones viscerales en el sujeto en cuestión.
Si a esto le añadimos el profundo rechazo social al que el embrujado está siendo sometido y lo reforzamos con las historias de horror que ha oído contar desde niño, el resultado es un cóctel mortal que actúa como un poderoso estímulo condicionado capaz de suscitar en el sujeto un síndrome vegetativo ansioso. Este se carazteriza por una grave disminución del volumen sanguíneo, caída brusca de la presión arterial debida a la permeabilización de los capilares y deshidratación. Es resultado es que toda esta sintomatología termina por provocar una alteración homeostática mortal, una muerte sin lesión, debida al miedo.

En nuestra civilización, estas muertes por brujería son inconcebibles; pero son en cambio, incontables las muertes cuyo origen es igualmente psicógeno. No sé si la ambición extrema a la que nos vemos sometidos o la autopresión a la que nos forzamos, pero poco a poco el miedo al fracaso aumenta y cada vez más esa es la causa de ataques cardiacos en nuestra sociedad civilizada.

Por mi trabajo conozco gente con una variedad amplia de problemas. Antes, estos problemas eran casi siempre físicos, pero la parte psicológica va ganando puestos en nuestra sociedad y este tema de los hechizos de muerte está escalando posiciones, quizá debido a la alta tasa de imigración en nuestro país.
En el centro, un centro de salud normal y corriente, no un centro esotérico, hemos conseguido sacar del embrujo a un para de personas sometidas a hechizos de este tipo. Con apoyo para el rechazo y una medicina: no creer cada 6 horas.

Tanto es así que estoy pensando en pedirle al estado un aumento por desembrujo.
Bajo otras formas, pues, la muerte vudú no está tan alejada de nosotros como pudiera parecer. Pero ¿hasta que punto es cierto que no creemos y hasta que punto es posible dejar de creer?



Millón de gracias a JL Pinillos por su inspiración y a Dei
por su colaboración y su ayuda en todo

29 comentarios:

Kitty dijo...

Lo que está claro es que la sociedad cree en dioses falsos, aunque creo que los dioses de nuestra cultura occidental (el dinero y demás compañeros de panteón) son un fraude mayor que los del vudú.
Ha sido interesantísimo el post, en serio.

.:Su:. dijo...

Pero el embrujado y toda su comunidad cree en esas prácticas, qué sucedería si en dicha comunidad habitase un foráneo no creyente y fuese víctima de esa brujería? no le sucedería nada?.

La mejoría que sientes al tomarte una aspirina es en parte por las sustancias que la forman y en parte sugestión, en eso precisamente se basa el efecto placebo, cuando a alguien le dan una sustancia inocua (ignorándolo) y es la mente la que, al creer, sugestianada, disminuye el malestar del paciente.

Creo que aún cuando piensas que no crees, siempre hay una parte en el subconsciente que te puede arrastrar o que te influye en un momento dado.

Dejar de creer por completo no sé si es posible, es como intentar que desaparezca el vértigo o la timidez, creo que se puede aprender a vivir con ello, incluso puedes lograr disminuirlo en gran medida, pero siempre habrá una pequeña parte que permanezca ahí, o eso creo yo. El recuerdo mismo de cuando tenías vértigo, ya te influye, y los recuerdos permanecen.

Tal y como dices, todas las culturas tienen su propio germen (vudú, ansiedad, estrés, llámale x) en el subconsciente que puede enfermarte en un momento dado, sin existir razones físicas. Ya lo he comentado muchas veces, pero los especialistas cada vez más alertan a la sociedad de que la depresión es la enfermedad del futuro, con bases totalmente psicológicas y en los casos más graves puede llevar a la muerte.

Uf, menudo comentario, siento la extención, mejor voy a ir cortando, me ha parecido muy interesante la entrada Val. Un beso :)

Milgrom dijo...

Yo creo que la sugestión provoca muchas de estas muertes. Nos sugestionamos, como decía Valkiria, de tal manera que nos acabamos creyendo que estamos embrujados.

Deikakushu dijo...

He de reconocer que el poder de las creencias me fascina. Hay tanto poder en lo que creemos que no nos damos cuenta de la enorme capacidad que tenemos para ser felices o infelices en función de lo que deseemos o esperemos.
Parece que la muerte vudú es algo totalmente ajeno a nosotros, incluso reímos de lo ingenuo que puede ser un nativo que muera por una maldición, pero como tu muy bien señalas, esto forma parte del ser humano, en todas las culturas y épocas. Es sólo la forma lo que cambia.
En el presente, como dice Su, tenemos ansiedad, depresión, anorexia, vigorexia, tantas enfermedades con un origen en las creencias (creo que hago poco, creo que debo esforzarme mas, creo que debo exigirme mas, creo que no es suficiente, creo que estoy delgado, creo que estoy gordo, creo que...) y que generan enfermedades muy reales y que precisan tratamiento profesional y muchas veces farmacológico.
Un tema muy interesante y serio.
Besos y muy buena entrada.

Elbereth dijo...

Excelente entrada Y aunque le chinche a Deikakushu me ha gustado más que la suya...

;-)

La verdad es que me quedo con ganas, muchas ganas de saber más de esos casos reales de desembrujo.

Es increíble lo que puede hacer la sugestión en un sujeto. Algo así como la visualización del artículo de Deik pero con reminiscencias atávicas. Pero al final...¿no se parecen un poco?

Es la mente la que juega con el ser humano, la que parece que dirige el resto del cuerpo a su voluntad.

Si el vudú funciona, como lo hacen las cartas del tarot, las runas, o la santería..por poner lo primero que se me viene a la cabeza, es porque se cree, y al creer se crea una realidad.

Aquello de que la fe mueve montañas, no es una simple frase de un libro religioso. Es empírica y las iglesias lo saben bien.

Además, todas esas cosas juegan con el miedo. ¿Te has dado cuenta que producen mayores efectos las impresiones negativas que las positivas?

Ufff....me callo ya. Perdón

Me ha gustado mucho, mucho, mucho. E insisto, me quedo con las ganas de conocer los detalles de tus casos clínicos, los cuales doy por sentado no se pueden decir.

Beso.

La Opinión del Dardo dijo...

Si partimos de la base de que el 85% de la población de Haití practica ritos del culto vudú y que Haiti es el país más pobre de América, continuamente subyugado a tiranías, colonialismos y fuertes intereses políticos, llego a la conclusión de que su crecimiento, tanto cultural como económico se ha visto retrasado desde 1804 hasta la fecha en la que la rebelión de los esclavos acabó con el colonialismo de Francia convirtiendo a Haití en el primer país que abolió la esclavitud. La leyenda, como muchas que se cuentan y circulan sobre los zombis en aquel país, dice que los esclavos hicieron un pacto con el Diablo para conseguir su independencia y de este modo Haití se convirtió en el primer país consagrado al Diablo. La creeencia en la magia en este pais es tal que existen parrafos en su legislación que hablan de las penas que se deberán imponer a las personas que por ejemplo "zombifiquen" a alguien. Los "Bokor" son la mano maléfica de la magia haitiana y según cuentan tiene el poder de crear zombis.

Os diré el proceso que sería el siguiente: Por medio de la ingestión de un determinado polvo que suelen mezclar con la bebida, que sólo se encuentra dentro del Pez Globo al ser uno de los peces más tóxicos del país, el afectado pierde sus constantes vitales, la muerte parece perfecta, serían los sin alma, los Zombies. Su estado de catalepsia es absoluto, en un país en el que los servicios médicos son insuficientes una muerte inexplicada no es asunto de médicos forenses. Esto unido al hecho de que las altas temperaturas que hay en ese país hace que por norma general un cadaver sea enterrado en las 24 horas siguientes a su fallecimiento, aumentan mucho las posibilidades de enterrar a alguien "vivo". Que sería el término que define al "no muerto Zombie".

Se podría decir que se resucita el cuerpo pero no su alma. Los daños cerebrales son tan fuertes que el afectado no tendrá voluntad propia, se limitará a seguir las ordenes que le de su Bokor. Su función a partir de ahora será la de servir como esclavo y su destino casi seguro será alguna plantación de caña de azúcar.

Todo estos detalles sólo clarifican una cosa, la sugestión, como cita milgrom en su comentario, o la importancia de las creencias, como bien expones en tu artículo que se une también a los apuntes de Deik en su comentario, es vital hacer que los pobres hagan suyas estas costumbres, así los que gobiernan el país y los que tienen la capacidad de generar dinero y trabajo al mismo le someten a su poder haciendo de estas personas verdaderos trabajadores incansables de por vida. Sencillamente aquí en España no se conoce muy bien la importancia de la palabra Zombie, pero en Haití es un problema de peso que sólo afecta a los más necesitados y sólo a los más creyentes, en el resto del mundo.

Perdón por haberme extendido,
Mil besos y abrazos, muy pero que muy bueno el artículo Valki...

Deikakushu dijo...

Que bueno Dardo!!, el tema de los zomies es interesantísimo, y Valki tenía pensado introducirlo en otro post, me dijo que no quería meterlo en este para no alargarlo mucho. Pero tus apuntes son muy buenos y, lo mas importante, lo vinculas con la pobreza y el control por parte de los poderosos que es el quiz de la cuestión (como suele pasar con estos casos).
Yo aprovecho para recomendar un documental del discovery Channel dedicado a los Zomies. Forma parte de una serie titulada True Horror que trata de los hechos detrás de las leyendas y está conducido por Anthony Head (si, si el de Buffy Cazavampiros, que le vamos a hacer...). Es muy recomendable no sólo por el contenido (los hay mucho mas rigurosos), sino por las imágenes (llegan a filmar a una niña zombie que había fallecido años atrás y rondaba por la casa de sus padres) no aptas para escrupulosos.
Besos

CresceNet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Valkiria dijo...

Kitty: y quién decide si los dioses son o no falsos?? Pero estoy de acuerdo contigo en que los ídolos que se alaban en esta sociedad en la que vivimos son de lo más vanal y carente de sentido.

Un beso, siempre es un gusto leer tus comentarios y espero ferviente noticias sobre El Conejo Deformado:)

Valkiria dijo...

Su!! La aspirina tiene un principio activo, el AAS, que es vasodilatador, por lo que "curará" los dolores de cabeza que sean provocados por una inflamación/aumento de presion, pero te aseguro que conozco mucha, MUCHA gente que ha conseguido aliviar sus migrañas con este compuesto sin que sirva para ello, pues el mecanismo de accion de una migraña no tiene nada que ver con una cefalea normal y tampoco se trata de la misma forma.

No creer es difícil dependiendo. Me explico: a no creer también se aprende, pero claro está, es muy difícil romper con las creencias que nos han acompañado desde niños y que son creencia común de toda la sociedad que nos rodea. Si a la gente de una tribu de Haiti se les demostrara sobre el papel que no existe el encantamiento vudú, aun así, les seguiría afectando, eso nos da una pista de cuánto se arraigan las creencias en nuestro subconsciente.

Un beso, muy interesante reflexión, Su.

m_mori dijo...

Pues sí, todo es creer o no creer, la vida, a fin de cuentas, se reduce a una cuestión de fe, de donde se concluye que uno puede conseguir lo que se proponga si verdaderamente cree en ello.
Esto que acabo de decir suena tan bien que no sé si creérmelo...

Ziggy Stardust dijo...

Jo que miedo!! hoy van las entradas del poder de la mente o que?? :)
Yo tengo un amigo que si tiene un problema grave, pues se pone malo. Es su forma de huir ante el problema; cuando estás enfermo todo lo demas pasa a un segundo plano.
Y no es tan raro como parece ;)
Un beso

Luminicus dijo...

Este tema es muy interesante, y me deja pensando cual es el limite de mi creencia. creo que estas cosas pasan? creo que esto es posible?

Sé que hay cosas que no puedo explicar y que pasan, pero también quiero creer que con mucha fuerza puedo controlar mi mente.

Un tema que da para mucho amiga.

Un besote

Valkiria dijo...

Milgrom: nada que añadir. La sugestión es tan poderosa...

Dei: sí, totalmente de acuerdo, cada vez más las enfermedades están causadas por creencias ( y eso que las creencias no eran poderosas) en todo lo que indicas.
Es una cuestión de trasformar en posible e incluso en real lo que creemos y e esta forma, se somatizan todos los males que se te puedan ocurrir.

Es increible el poder del cerebro y de la mente, es una potencia que si aprendieramos a desarrollar para el bien...en algunos casos hasta habría fármacos que desaparecerían.

Un beso enorme, more y gracias por tu apoyo incondicional.

Valkiria dijo...

Elbereth: no creo que la mente tenga la capacidad de controlar, son las personas las que controlan y controlan su mente de una forma u otra.

Excepto en casos de psiquiatría, quiero decir, todos los seres humanos con una estabilidad mental media son capaces (o deberían serlo) de controlar sus impulsos mentales.

Es lo de siempre, a veces nos engañamos unas para bien, otras para mal, pero los espejismos no los crea la mente, los dibujamos nosotros, ella sólo los proyecta.

Un beso grande, guapa

Valkiria dijo...

Dardo: sí, es cierto, tenía pensado meter el tema zombíleo en otra entrada, por no hacer esta demasiado extensa. Ya pensare como lo enfoco.
Esta claro que la forma máxima de control parte de usar el miedo contra las personas, lo vemos en el cine y en la vida misma con algunas religiones. Lo veo hasta en la educación de algunos padres a sus hijos"como no te portes bien, tellevo al médico y te pincha" así vienen los pobres a la revisión, muertos de miedo y berreando.

Es muy interesante lo que apuntas, Alberto, he leído casos de personas que tuvieron mejor suerte y salieron del trance, con menos secuelas y relatan (coinciden todas en lo mismo), que fueron conscientes del enterramiento, del desenterramiento y que de pronto despertaron sin recordar muy bien qué había pasado, como en una especie de amnesia contínua y crónica. Todo esto sin poder hacer nada, teniendo fuerzas únicamente para ser espectadores.

Profundamente asombrada por tu conocimiento.

Millón de besos ( he vuelto a subir la cifra, ja ja;))

Valkiria dijo...

Dei: uhhhh, eso hay que bajárselo, no? Venga, lo pongo ya.

M-Mori: créetelo, todo es posible, no?? Sí, las creencias pueden hacernos capaces de cosas que ni si quiera sabemos que existen, que nos parecen descabelladas, incluso imposibles.
Como tú dices, todo es cuentión de fe, sino mira Dumbo, je je.

Ziggy: lo de tu colega no es tan raro como te imaginas, hay personas que usan la enfermedad para huír, pues como la salud debe o debería ser lo primero, creen que el tiempo para resolver el resto de problemas, por mínimos que sean se elonga hasta que la salud se repare.
Me has hecho pensar...sí, a vces me inspiro así.
Bechos.

Luminicus: siempre habrá cosas que no podremos explicar, es lo que tiene el descubrimiento y la evolución.
A mi me encantaría poder controlar mi mente al 100%, de momento no soy capaz, pero estoy en ello, todos los días lo trabajo, con constancia, con disciplina, quizá cuando tenga 90 años me acerque más a la cifra en cuestión.
Besos, muchos besos.

Anónimo dijo...

Guau, que miedo he pasado. Es que a mi estas cosas me dan un yuyu... y además soy bastante sugestionable, no es que crea, pero se que me cago en los pantalones, y perdona la expresion. Es como hacer espiritismo; no creo en ello, pero me da mucho miedo y no controlo mi mente. Y de hecho ella es la que me da mas miedo.
Un gran post, me ha encantado.
(estoy en Irlanda por trabajo, así que no puedo acceder mucho ;)
Anthony D.

la secretaria dijo...

Me gustan las culturas voluminosas y cargadas de espejismos, es más fácil asi sobrellevar la vida ¿no crees?, pensar que estoy muriendo por causa de un embrujo y no porque el sistema me esta consumiendo, causandome ansiedad y temor, si lo piensas la presión que ejerce el sistema capitalista en el hombre moderno, lo lleva a tener enfermedades sicológicas tal como tú lo mencionabas; el pánico la paranoia se vuelven pan de cada día, la muerte por infartos en jóvenes de 30 etc., son cada vez más habituales. Si me preguntas que prefiero, prefiero la muerte vudú, o el trauco, o la pincoya o al caleuche, puras sugestiones de mi tierra, pero que permiten vivir más tranquilo a sus pueblos, con el desconocimiento de la deuda externa y el perfil proletario, solo al compás de la madre tierra: la Pacha Mama.

Un beso
La Secretaria (casi, casi que desaparece)

¿?¿?¿?¿?¿Te agrego a mi MSN¿?¿?¿?¿?

Milgrom dijo...

Sobre el tema recomiendo dos películas que tratan sobre el míto del Zombie Vudú: White Zombie y I walked with a Zombie

Valkiria dijo...

Secre: es fácil quedarse en lo romántico de todas estas situaciones, si lo pienso así, la verdad es que llevas razón respecto a lo de morir por embrujo.
Pero también lo que hace el sistema es embrujarnos, nos hechiza y manipula o al menos lo intenta.

Yo no quiero morir así, te lo aseguro, prefiero morir soñando, dulce, dulce muerte; cerrar el círculo y mezclarme con las cenizas que componen mi cuerpo y mi alma.
Creo que el vudú sólo toma de la madre Tierra las sustancias necesarias para drogar y sus víctimas animales.

Agregame, claro, a eso me refería;)

Besos dulces como mi dulce muerte, y no se te ocurra desaparecer.

El pequeño Dardo dijo...

Espero retomarme a tiempo para continuar con el interesante debate que has abierto Valki..

Continúo, pues:

Os contaré otra historia, quizás no tan conocida, muy interesante que puede aportar luz al tema de los Zombis.

Si pensamos por un instante en la idea de salir de la tumba convertidos en zombies, quizá preocupe más a los gobernantes de Haití y a su clase dirigente, que al pueblo llano. Y preguntaréis ¿Por qué? Pues bien, digamos que puede que los zombies que nos han descritos en las películas de terror sean los que por tantos testigos no hayan estado muertos jamás.

Pues, la gran cuestión a la que se enfrenta el investigador interesado en cualquier aspecto de la vida haitiana, y especialmente del vudú, es que durante casi 14 años el país padeció una de las dictaduras más crueles de la historia. François D. alias "Papa Doc" (para amigos y enemigos) odiaba todo lo que podía recordar la época colonial. Después de proclamarse presidente vitalicio, prohibió las actividades comerciales a norteamericanos, franceses e ingleses, y prohibió también las actividades políticas a sus compatriotas. Papa Doc era negro, y se transformó en un azote para miles de comerciantes haitianos de su misma sangre y de los que eran de sangre mixta.

Papa Doc era un poderoso bokor (un hechicero). Sus guardaespaldas personales, siempre con gafas negras y cargados con un arsenal de armas cortas, recibían el nombre de tontons macoutes, que eran las figuras más temidas del vudú. Papa Doc alentaba la creencia en el vudú y en sus propios poderes mágicos, de modo que los campesinos y parte de la clase media lo creían un dios poderoso. Qué presunción absurda de ingenuidad y que abuso de poder ¿No? Pues aún hay más...

Un corresponsal de la revista africana Drum que visitó Haití a finales de los años 60 resumió de este modo la actitud ambivalente de las autoridades:

"Un turista y, en especial, un periodista, no encontrará dificultades para ser invitado a un houmfort (templo vudú) de la selva para la ceremonia del sábado por la noche. El hungan (sacerdote vudú) y sus seguidores parecen entrar en trance, danzan en estado de éxtasis y todo resulta muy pintoresco. Pero si se mencionan los zombies o el Culte des morts, que se centra en el Barón Samedi y se realiza en los cementerios, no se obtiene respuesta. Quedé convencido de que existen las prácticas negras y las ceremonias secretas simplemente a causa de la vehemencia con que las autoridades niegan que hayan existido nunca."

Relato real escrito por el periodista.

El vudú siempre ha sido un negocio importante, y no son sólo los periodistas extranjeros los que resultan engañados. Nos pueden engañar a cualquiera. El fraude no explica todas las inquietantes historias de zombies que se cuentan. Os contaré un par de relatos breves...

En 1959 se encontró a un zombie vagando por las calles de un pueblo. Fue conducido a la comisaría de policía, pero la policía, prudentemente, prefirió no hacer nada y lo dejó de pie en la puerta. Al cabo de unas horas le dieron a beber un poco de agua salada, para restaurar aunque fuera parcialmente sus funciones mentales. El zombie dijo tartamudeando un nombre que alguien reconoció como el de una mujer que vivía en el pueblo. La fueron a buscar e identificó al zombie como su sobrino, que había muerto y había sido enterrado en 1955. El sacerdote católico se enteró de lo ocurrido, entrevistó al zombie y averiguó el nombre del bokor que lo había embrujado. El sacerdote dijo su nombre a la policía que, muy alarmada, se limitó a enviar un mensaje al bokor, ofreciendo devolverle a su zombie perdido. Dos días después el zombie fue hallado asesinado; el bokor fue detenido, pero posteriormente la policía le puso en libertad.

También el caso de una joven haitiana que había rechazado las proposiciones de un hungan. Pocos días después de echar a su indeseable pretendiente contrajo unas fuertes fiebres y murió en un hospital por causas desconocidas. El cuerpo de la muchacha fue llevado a su casa, donde había un ataúd, comprado en Puerto Príncipe, preparado para enterrarla. Desgraciadamente, resultó ser demasiado corto para su ocupante y hubo que torcer violentamente el cuello del cadáver para que cupiera. Os imagináis qué ocurrió, que despertó violentamente por un impulso nervioso emitiendo un gran gemido de dolor, con tan mala suerte que al saltar violentamente del ataud se golpeó frontalmente contra el suelo y su muerte fue inmediata. Las autoridades no quisieron saber nada del asunto.

Y por último, otro contratiempo ocurrió también durante el velatorio, en el que, como es habitual en aquellas tierras, hubo abundancia de bailes y también de ron. Un cirio que iluminaba el ataúd abierto cayó sobre el cadáver de otro joven, al que también daban por muerto, quemándole el pie izquierdo. Este tubo más suerte, pudieron curarle y salvarle del horroroso trance al que estaba sometido. Su Bokor acabó entre rejas. Espeluznante, ¿¿verdad??

Como estas anécdotas hay 100.000 en Haití. Quiero decir con esto, que el que tiene el poder es el que gobierna todo, las creencias, las religiones, hasta nuestro modo de vida y muerte. Es lamentable, pero está sucediendo, Valki... Eso es lo realmente grabe del asunto, los intereses que se mueven debajo del manto que envulve al vudismo y a sus muertes en vida en Haití...
------------------------------

Yo también subo la cifra, 1.000.000 de besos!!! jejeje...
Gracias por este espacio...

Deikakushu dijo...

Guau, Dardo, que interesante! es realmente terrorífico. Se me ocurre que con tu conocimiento periodístico de los zombies, el de Valki de procesos fisiológicos de "zombización" y el mío sobre soportes audiovisuales sobre zombies podíamos hacer algo juntos, en plan superpost o algo así, jeje.

El pequeño Dardo dijo...

Estoy contigo Deik... Una breve reportaje sobre el tema de lo que se mueve en el mundo de los Zombis no estaría nada mal, y más si cuento con Valki y contigo, dos opinadores y redactores de lujo...
Cuándo empezamos amigo, avísame con algo de tiempo y dime de qué quieres tratar el tema en cuestón, hay muchas vertientes interesantes en el mundo de los Zombis que se pueden ir matizando poco a poco...

Ya me diréis algo amigos...

Un placer contar con vuestra opinión!!

Gracias por los comentarios en mi blog, a ambos, claro, jejeje...

BalaNegra dijo...

La fe mueve montañas, tanto si es fe en algo auténtico como si es falso...

Ana R dijo...

Siempre he sido una escéptica incorregible frente a las creencias. Todo en nuestra vida, es posible, tenga mucho que ver con la autogestión pero tambien creo que todo tiene una explicación científica. Y las creencias, en general obedecen más a una necesidad puntual que a un convencimiento .Sin olvidar que algunas, como el vudú, se nutren de supersticiones y de ignorancia...por eso sobreviven...

Un abrazo

Marco A. Robledo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu interesante post. Más que pedir un aumento de sueldo, yo montaría una consulta de brujería blanca. te puedes ganar un sobresueldo curando el mal de ojo ;-)

heart_shaped_lollipops dijo...

Hola!! Estoy haciendo un trabajo para clase sobre el tema del vudú y sobre todas las supersticiones que esto conlleva. Me ha servido de gran ayuda tu blog. Espero que no te importe que tome ciertas partes literalmente del texto, ya ques es para una exposición sin importancia en un IES.
Gracias por tu ayuda indirecta!!! jeje.

Besos

Demetrios dijo...

BRUJERIA Y POLITICA

LA CIUDAD DE SALTA, ARGENTINA, CONMOCIONADA POR LAS MALDICIONES DE UN CONCEJAL ESOTERICO (Astrólogo):

El ex edil Guillermo Capellán, siendo Presidente de la Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta, quiso cobrarle los impuestos al hermano del Alcalde/Intendente Alejandro San Millán, Antonio San Millán.

El Poder Sanmillanista contrató al Abogado Roberto Elio Gareca y este letrado a su vez contrató a un delincuente juvenil, Rodrigo Chavarría (taxi-boy menor de edad a quien Gareca conoció en el Parque San Martín de la Ciudad de Salta) y lo denunciaron por violación. Estuvo 101 días preso y desde la cárcel vaticinó que saldría el día de la Lealtad Peronista, horas más horas menos salió en la madrugada del 18 de Octubre de 2003. Al salir del presidio en Concejal dijo "Quienes participaron en el complot pagarán muy caro lo que me hicieron":

"Al Juez le pasará lo mismo a que a mí, se quedará sin cargo". A los seis meses abogados de la Ciudad de Salta pidieron Juicio Político al Juez de la causa, Luis María Agüero Molina lo destituyeron por motivos relacionados al caso edil ocultista.

"Rodrigo Chavarría, pupilo de Roberto Gareca, hizo una denuncia falsa siendo menor de edad y eso es delito, cuando sea mayor vivirá preso".

Chavarría siendo mayor cometió una estafa y fue condenado por un año, quedó en libertad condicional y a los tres meses cayó nuevamente en manos de la Justicia Federal por "Usurpación de Títulos y Honores y Estafa" y sigue preso.

"Destruyeron mi vida, y ese tipo participó en el estrépito mediático es un empresario de medios y publicidad, yo lo escuchaba desde mi celda decir cosas espantosas... tendrá su merecido" El empresario al que se refería el Concejal Ocultista sería Julio Castillo a quien lo internaron en una clínica con un fuerte dolor de cabeza, se le declaró un tumor cerebral fulminante y murió en horas.

"En el Diario El Tribuno se ensañaron conmigo y el Abogado Gareca publica todas las barbaridades que quiere porque su hermano es el Jefe de Redacción de Noticias Policiales en ese matutino... no importa, ya llegará el día..." Se refería al periodista Sergio Alberto Gareca a quien le descubrienron un cáncer galopante y murió en poco tiempo.

La predicción o "maldición" pública más dura y contundente del Concejal Astrólogo y Esotérico es cuando vaticinó en la FM Pacífico 92.9 en el Programa del periodista Daniel Salmoral aseguró: "Los San Millán pagarán con lágrimas de sangre lo que me hicieron" Inexplicablemente, el hijo de Antonio San Millán de 16 años murió aplastado por una cortadora de cesped minitractor. La gigantesca empresa de materiales de construcción conocida como Corralón El Milagro" se fundió y dejó un tendal de empleados sin indemnizar.

"Siguen haciendome daño por lo tanto siguen acumulando desgracias" En esta frase se refiere elipticamente al Empresario-locutor Martin Grande y al Abogado Roberto Elio Gareca sindicados como los principales responsable de la conspiración por cuanto el presunto violado y delincuente Rodrigo Chavarría los sindicó en su confesión como los autores ideológicos de la denuncia contra Guillermo Capellán. Con respecto a ellos el Esotérico Edil dijo: "tengo todo el tiempo del mundo para verlos caer, ellos son las frutillas del postre"

Salta es la capital turística de todo el Norte de Argentina donde viven 600.000 habitantes y en todos los rincones de la Ciudad se comenta: "Las Maldiciones del Concejal Capellán se están cumpliendo". ¡Esto es para pensar porque el edil lo dijo en los medios con mucha anticipación! Si quiere leer el artículo completo escriba en cualquier buscador: "Cadena Global+maldiciones del Concejal" y tendrá mas detalles sobre este tema. Porque la brujería parece que existe...