07 diciembre, 2007

¿Perdonada?

Dije que volvía y era mentira. Al principio creí que sí, pero después me di cuenta de que me faltaba el tiempo.

He intentado pasar a dejar huella por vuestras moradas, por todas, para que estuvierais seguros de que no os olvidaba.

De verdad que he echado de menos ponerme a escribir como loca, pero debía estar en un vórtice en el que el tiempo se esfumaba sin que me diera cuenta.
Intenté agarrarme e las crines de caballos galopantes que chorreaban segundos, pero el viento era tan fuerte que mis puños sólo amarraban el espacio vacío.

Aún así, me ha dado tiempo a meditar, aunque no he tenido ninguna iluminación divina, de esas que les suceden a los grandes maestros. Quizá fue que no encontré un buen árbol Bo, qué sé yo!!
Pero pensando he llegado a la conclusión de que la vida es tremendamente corta.
Vaya descubrimiento, eh? Sí, si, eso lo sabemos todos, yo lo sé desde que era una enana, pero ha sido últimamente cuando me he dado cuenta de lo crudo de la teoría.

El tema es que me quedé dormida bajo mi árbol y soñé con un paseo de arena que atravesaba el vacío, en el que veía mi vida pasar como un río sujeto en la nada. Me invadió una tremenda serenidad. Como el psicoanálisis no me merece mucha credibilidad a grandes rasgos...no lo comenté con mi psiquiatra, que seguro que me sacaría la pasta para decirme que tengo un problema sexual o vete a saber que gaitas.

Ya me psicoanalizo bastante mejor y más barato yo solita.
Conclusiones saco pocas, pero son de verdad: soy más feliz de lo que pensaba, menos falta de voluntad de lo que creía y sobre todo... igual de fuerte que suponía. Además me he dado cuenta de otras muchas cosas que no voy a soltar aquí para no ejercer más efecto somnífero en vosotros.

Y aquí estoy, con los bolsillos cargados de tiempo, con la cabeza repleta de historias, preguntas sin respuesta y temas trascendentales por debatir.
Perdonad la mentira de meses atrás, esta vez es de verdad.
¿Estoy perdonada?

12 comentarios:

Bohemia dijo...

Que zzzzzzzzziiiiiiiiiii...
que tu zaaaaaaabezzzzzzzzzz que ziiiiiiii...

Besitos...

Fernando Sarría dijo...

no te conozco de nada...pero me parece que te perdonaría....y seguro te perdonan todos...abrazos.

Jorge - Peliscutres dijo...

Perdonada, pero porque tu "volveré" sonó mejor que el Schwarjghdfzeneeger...

Miguel dijo...

'Jeje' perdona que no tenga la gracia 'DeBohemia' ... Andaluza, cual bella guerrera eres, hizo temblar mi interior al recibir este tu nocturno soñador y preferido abrazo.

Deikakushu dijo...

Pues hombre, la verdad, hay tan poco tiempo para hacer lo que nos gusta... y el problema se agrava cuando, como tu, te gustan tantas cosas (literatura, música, comics, cine...). Entonces uno decide o se diluye. Me encanta que hayas vuelto a escribir, y sacaré tiempo de donde sea para leerte.
Besos

Pi dijo...

Vaaale, perdonada! no hagas pucheros! jejeje, que son mejores los pucheritos!
Un abrazooo!!

Milgrom dijo...

Un abrazo Valkiria, celebro tu vuelta. La verdad es que me preguntaba que os había pasado, pero es grande tenerte de vuelta y leer tus relatos.

Alfredo dijo...

No hay nada que perdonar. Cada uno publica en estos espacios según el ritmo que se impone a sí mismo. Impacientes estamos de ver lo que tienes en los bolsillos... ;-). Un saludo, y bienvenida de nuevo.

BalaNegra dijo...

¿Perdonada? ¡Eso por supuesto! Aunque... ¿Por qué habíamos de perdonarte? Tú no eres la dueña del tiempo, así que realmente no hay nada que perdonar...
¿O estamos hablando de otros pecados?

El pequeño Dardo dijo...

Cumplida la promesa se acaban las deudas...

Me hiciste muy feliz volver a entrelazarme entre tus letras, es un baño precioso..

Besos y abrazos a ambos!!

Aún no he vuelto, pero os dejo perte, para poder seguir presente en vuestra conciencia.

Luminicus dijo...

habia que perdonarte algo???
jajajaj no seas tonta hermosa, pero ahora ponete a escribir, dale?

Un besote y gracias por volver.

wílliam venegas segura dijo...

Para las valquirias en cabalgata wagneriana: Felicidades. Paz en la Tierra a los hombres y mujeres de buena voluntad.