11 julio, 2007

Vigilancia furtiva

Me acerqué a verte de nuevo esta noche. Dormías; o hacías que dormías.
El viento fuera, en la penumbra, arañaba la carne y me erizaba la piel de los hombros y la espalda desnuda.


Me posé en el alféizar y te miré largo rato. Observé tu respiración profunda, el aire entrando en tus pulmones, llenando tu pecho.
Veía tu cara, relajados los músculos y templada la boca. Soñabas? o hacías que soñabas?
Nos separa tan solo un ligero cristal, frío y sombrío en la oscuridad; pero es tanto lo que nos separa...
Te veo, te miro y observo cada rasgo de tu cara, cada susurro de tu aliento.
Lágrimas agrias de añoranza ruedan por mi cara y mi cuello.

El cristal se empaña con la respiración entrecortada de mi lamento. Callo al cuervo posado a mi lado, nada turbará tu sueño. No esta noche.
Me encanta acecharte, sentir tu cálido dormitar.
Tiemblan los cipreses, derramando cabellos verdes en cada latido.
La nostalgia me llena las venas,me inunda el alma. Enajenada la mente y trémulas las manos me dejo caer en brazos de la narcosis y entro en tu sueño de puntillas, sin mover el aire, como una pluma, delicada y sigilosa como el silencio.

Corres entre salvia fresca y verde menta, a traves del viento, corres y el aroma de los campos colma tus sentidos, baña tus alveolos, bajo un cielo plagado de las estrellas más hermosas, las que sólo son posibles en los sueños.
Quisiera correr contigo, pero está prohibido mezclarse; las reglas son claras: "sólo mirar, no entrar en sus sueños"
Y sólo miro, sola, quieta, apagada en la sombra que proyecta tu ilusión. Pero ya es tarde, desato los lazos del tiempo, atraviesa mi cuerpo el oscuro cristal que separa nuestros mundos y me ahogo contigo en la dulce somnolencia. Ya estoy en tu sueño, traicionando las reglas de mi padre, de mi pueblo. Los latidos subconscientes de tu alma tañen en mi pecho, recorren las colinas sedientas de mis ojos, bordean las colinas del sueño en el que te has sumergido, en el que me has sumergido.

Coges mi mano, soñamos juntos, por primera vez, quizá por última vez. Y corro contigo, contra la marea, contra el viento, contra el mundo, contra la consciencia.

Nos bañamos en las frescas orillas de tu niñez, zambullimos la noche en la fuente de la juventud peremne, juntos, bajo el negro cielo, con el murmullo de las hojas en nuestros oídos, con el sabor eterno que habita en los sueños.

Beso tu boca, se llena mi cuerpo del sabor del tuyo. Se aunan en mí el aroma a cereza de tus labios con el amargo sabor del adios que está por llegar.

Se me acabó el tiempo, debo regresar al mundo de mis ancestros.

Mis ojos vuelven a la petrea realidad; el alba esta cerca, sigues dormitando en tu blanco lecho de algodones y yo tengo que marchar a recoger mi castigo, quizá el destierro por no poder pasar otra noche lejos de tu cuerpo, quizá la mortalidad por no haber respetado las leyes.
Una última mirada a traves del cristal oscuro que te protege de mí. El rastro de una sonrisa moja tu rostro, respiras tranquilo. Pincela la aurora el cielo con sus manos manchadas de colores rosados y verdes.

Levanto el vuelo y a cada nuevo batir de las alas algo dentro de mí muere. Grazna el cuervo mientras vuela a mi lado.
Una noche de estás, cuando la guardia duerma, abandonaré la coraza granítica que rodea mi piel y volveré a tí, y nos encontraremos de nuevo en el mundo de los sueños.

12 comentarios:

Deikakushu dijo...

Guau, es precioso. Condenarse al destierro eterno por compartir un sueño. Es una imagen muy fuerte. El amor que se produce en los sueños puede ser mas vívido y profundo que el enamoramiento de la realidad.
"-Yo soy un sueño, un imposible,
vano fantasma de niebla y luz;
soy incorpórea, soy intangible:
No puedo amarte.
-¡Oh, ven; ven tú!"
Becker

Anónimo dijo...

Creías que dormía... te observaba al otro lado de la ventana, inmóvil para no asustarte, venciendo la noche y el sueño con los ojos fijos en tí... y cuando levantabas el vuelo mi cárcel de cristal me impedía seguirte...

Vagamundos

Ziggy Stardust dijo...

angel o demonio? o algo distinto...?

Valkiria dijo...

Deikakushu: hay amores poderosos como sueños, hay sueños que bien merecen la muerte. Becker sabía mucho de eso; algo aprendí de él..."no sé lo que he soñado
la noche pasada;
triste, muy triste debió ser el sueño,pues despierto la angustia me duraba"
Vagamundos: el cristal que separa nuestros mundos es más rompible de lo que imaginamos.
Ziggy: somos mezcolanza de ambos; sólo una fuerza suprema es capaz de desatar la diferencia, esa es la fuerza del amor.
Yo sólo soy una valkiria, la vuestra :)

Anónimo dijo...

Valkiria, el problema casi nunca es la dureza del cristal con el que nos construimos las guaridas, sino el valor para romperlo y enfrentarnos a nuestra libertad...

Besos

Vagamundos

Dark Wish dijo...

Te vi en la ventana la otra noche, pensé que estaba soñando, pero ahora sé que eras tú, que eras real. Sé que tú y el cuervo que te acompaña habeis estado en mis sueños, pero...shhhh, tu pueblo no debe enterarse.

El pequeño Dardo dijo...

Me encantan tus narraciones porque, sinceramente, están cargadas de sentimiento. Una pregunta, ¿Qué sientes cuando narras con esa intensidad tus sentimientos más profundos? Dicen que mientras el mundo gira y envejece una parte de nuestra mente está en otro mundo distinto, en otra realidad diferente. Contigo me transporto y esa sensación me encanta.

Valkiria dijo...

Vagamundos: cuánta razón tienen tus palabras; es ese valor del que hablas lo que ha condenado las alas de este mundo.
Dark Wish: agracezco tu sigilo. Seguiremos en tus sueños.
Dardo: mi cabeza, mi corazón y mi alma pasan más tiempo en esa otra realidad de la que hablas que en el mundo en el que me ha tocado vivir.
No te pasa a veces que recuerdas o creas una vida tan real que parece que de verdad la hubieras vivido??
Gracias por estar ahí, Alberto, me alegro de poder transportarte. Creo que es la sensación más maravillosa.
V ;

Dr. Strangelove dijo...

un sueño así... para todas las noches... por toda la eternidad? ¿dónde está mefistófeles? que firmo ahora mismo...

Valkiria dijo...

Ay, Dr, si está decidido ahora mismo le mando al Príncipe, para que pueda firmar lo que quiera ;)

Dr. Strangelove dijo...

puestos a elegir, prefiero que vengas tú.... iré preparando las argollas ;)

Valkiria dijo...

ummmmh